domingo, 30 de octubre de 2011

Pollo al limón

Hace poco que probé el pollo al limón en un restaurante chino y contra todo pronóstico me encantó. El limón nunca me ha gustado mucho pero poco a poco estoy empezando a apreciarlo, parece que nuestra relación va en serio.
Esta receta de pollo al limón está muy lograda, aunque no tengo mucho con que compararla puesto que solo lo he probado una vez. Sea como sea me ha gusta mucho el resultado. La receta es de Canecositas, yo la he modificado porque era solo para mí.
Ingredientes para una persona:
Marinado:
1 filete de pollo
2 cucharadas de salsa de soja
Sal
Rebozado:
1 huevo
40 gr de maizena
1 cucharadita de levadura
Pimienta
Salsa de limón:
40 gr de azúcar
15 gr de maizena
125 gr de agua
1 cucharada de aceite
Zumo de un limón
Preparación:
Cortamos el pollo y lo ponemos en un bol con la sal y la salsa de soja. Lo metemos en el frigorífico unos 30 minutos.
En un bol ponemos todos los ingredientes para el rebozado del pollo,  removemos bien e introducimos en la mezcla los trozos de pollo marinados.
En una sartén con abundante aceite caliente vamos metiendo los trozos de pollo hasta que se doren, después los ponemos en un plato con papel absorbente.
Para salsa ponemos en un cazo todos los ingredientes hasta que espese un poco. Si quedan grumos por la maicena podemos colar la salsa y aquí no ha pasado nada.
Servimos el pollo y agregamos la salsa por encima. Hay que comerlo rápido porque sino el pollo dejará de estar crujiente.

viernes, 28 de octubre de 2011

Cheesecake de calabaza para Halloween

Este mes las chicas de Film & Food nos proponen en su reto jugar a SUSTO o TRATO.
Lo que más me sorprendió de mi misma es que elegí SUSTO, con lo cagueta que soy para estas cosas. Los días que espere a que me mandaran la receta no paraba de pensar si seria capaz de hacerla o si me gustaría, pero fue todo un acierto! La tarta de queso es mi postre favorito!^^
En cuanto a la tarta, me ha salido perfecta!! Justo como yo quería. Tenía mucho miedo por la base de galleta, nunca la había puesto con tanta altura y eso me tenía aterrorizada, no paraba de suplicar para que no se desmoronase. Lo que tenía claro es que tenía que hacer la tarta sin horno, ya que no sabía si la galleta aguantaría bien (si alguien me puede iluminar sobre este tema que me lo diga por favor!!!). Para ello me inspiré en esta tarta de Clemenvilla.
No me enrollo más porque esto se está convirtiendo en un mega post, y demasiado tenéis con la receta. 
Ingredientes para la base (molde de 23 cm):
2 rulos de galletas María
100 gr de mantequilla sin sal
4 cucharadas de cacao puro sin azúcar
1 cucharadita de canela
Leche
Ingredientes para el puré de calabaza:
700 gr de calabaza dulce sin corteza (630 gr de puré)
1 ½ cucharaditas de azúcar
½ cucharadita de canela
Ingredientes para la tarta:
600 gr de queso tipo Philadelphia
Puré de calabaza
250 gr de yogurt natural
180 gr de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
4 cucharadas de leche
8 hojas de gelatina
Ingredientes para el topping:
200 gr de nata agria
2 hojas de gelatina
2 cucharadas de leche
2 cucharadas de de azúcar glass
Chocolate negro y un poco de mantequilla
Preparación:
Lo primero que debemos hacer es el puré de calabaza. Yo aconsejo hacerlo el día antes para que esté más consistente a la hora de preparar la tarta. Podemos hacer la calabaza al horno o al vapor, como hice yo. La cortamos en trozos y la cocemos al vapor unos 20 minutos hasta que esté blandita. Pasamos la calabaza a un bol y la machacamos con ayuda de un tenedor. Le añadimos el azúcar y la canela y removemos bien hasta dejarlo sin grumos. Dejamos que el puré se enfrié a temperatura ambiente y después lo metemos en el frigorífico.
Para la base trituramos las galletas o las machacamos junto con la canela y el cacao. Derretimos la mantequilla en el microondas y se la añadimos al polvo de galleta, mezclándolo todo bien hasta obtener una masa homogénea. Podemos ir incorporando un poco de leche para ligar mejor la galleta (esto viene bien a la hora de hacer los bordes).
Forramos el molde con papel de hornear para que luego sea más fácil desmoldar la tarta y ponemos la masa de galleta. La esparcimos bien por todo el molde y lo metemos en el frigorífico mientras que hacemos el relleno. Si queréis que la galleta llegue hasta arriba como la mía tendréis que ir cogiendo pequeñas porciones con la mano e ir dándole forma.
Ahora vamos con el relleno de la tarta. Para ello ponemos en un bol el queso y el azúcar, y batimos hasta que se haya integrado. Agregamos el yogurt y después el puré de calabaza.
A continuación debemos hidratar las hojas de gelatina en un bol con agua fría. Las escurrimos bien y las ponemos en un cazo con unas 4 ó 5 cucharadas de leche caliente, para que se disuelvan.
Añadimos la gelatina a la mezcla de queso y calabaza, removemos bien y la vertemos sobre la base de galleta. Dejamos la tarta en el frigorífico un mínimo de 3 horas antes de hacer el topping.
Para el topping usaremos 2 hojas de gelatina y haremos lo mismo que antes, solo que con menos leche. Mezclamos bien la nata agria con el azúcar glass y la gelatina y lo vertemos con mucho cuidado sobre la tarta.
La decoración con chocolate la hice unas dos horas antes de probar la tarta, pero con hacerlo 20 minutos antes será suficiente. Para hacerla derretimos el chocolate y la mantequilla en el microondas (a baja temperatura y con cuidado de que no se quemen). Lo dejamos reposar unos minutos y lo metemos en un biberón o en una manga pastelera y hacemos los dibujitos.

Espero que os haya gustado mi dulce propuesta para Halloween =)
¡¡Besos a todos!!

viernes, 21 de octubre de 2011

Pavo con hojaldre, jamón y queso

Que no cunda el pánico, estoy viva!! Otra cosa es mi estado físico y mental… estoy agotada! No he tenido tiempo para visitar vuestros blogs ni para comentaros, y mucho menos para cocinar algo decente más allá de… o sí, nada. La facultad me quita todo el tiempo del mundo y parece que no tengo vida más allá de esas cuatro paredes.
¡¡Devolvedme mi vida!!
Después de este arrebato os dejo con mi versión del pollo en hojaldre de Pintxo.
Ingredientes para dos personas:
1 lámina de hojaldre
2 filetes de pavo
Jamón cocido
4 lonchas de queso
1 huevo
Sal
Pimenta
Preparación:
Precalentamos el horno a 200º.
Estiramos un poco la lámina de hojaldre con un rodillo y la cortamos por la mitad.
A continuación salpimentamos los filetes de pavo, les colocamos encima las lonchas de jamón cocido, el queso y lo enrollamos.
Ponemos el rollo de pavo sobre media lámina de hojaldre y cerramos el paquetito. Pintamos el hojaldre con el huevo batido y lo metemos al horno unos 30 minutos. ¡¡Cuidado con las fugas de queso!! Jajaja.
Más fácil y rápido imposible =)
Buen fin de semana y muchos besos para todos^^

miércoles, 12 de octubre de 2011

Pizza barbacoa y hawaiana

Se presentaron en casa unos amigos por sorpresa y como no tenía Ferrero Rocher les prepare unas pizzas!! Lo siento, pero si no lo decía reventaba.
Bromas aparte, tenía muchiiiiiisimas ganas de preparar pizza casera, pero mi fobia a hacer masas me lo impedía. Poco a poco estoy superando ese miedo y empiezo a hacer las cosas mejor, siendo el resultado esta masa que va hacer que no compre más pizzas congeladas ni precocinadas.
La pizza hawaiana no tiene nada que ver conmigo, la hicieron mis pinches y les salió buenísima. La barbacoa en cambio es toda mía, con sus súper bordes que se pueden ver desde la luna ¬¬
La receta de la masa es de Jamie Oliver Seguro que todos conocéis ya su receta, pero os dejo el video para que podáis verle en acción.  

Ingredientes para la masa (para unas 5 pizzas):
800 gr de harina de fuerza (yo puse 750 gr)
200 gr de sémola de trigo (yo puse 250 gr)
550 ml de agua tibia
2 sobres de levadura seca de panadería
1 cucharada de sal
4 cucharadas de aceite
Ingredientes para la pizza barbacoa:
200 gr de carne picada de ternera
1 filete de pollo
1 cebolla
Bacon
Queso mozzarella
Salsa barbacoa
Sal
Aceite
Orégano 
Ingredientes para la pizza hawaiana:
Salsa de tomate
4 rodajas de piña
1 lata pequeña de maíz
Jamón serrano
Queso mozzarella
Orégano
Preparación de la masa:
Hacemos un volcán con la harina y la sémola y en el centro ponemos el agua tibia. Con ayuda de un tenedor retiramos un poco de harina de los bordes y cuando la masa está húmeda le añadimos el resto de ingredientes. Seguimos con el tenedor hasta que la masa espese y podamos meter las manos. Cuando la masa esté lista la metemos en un bol con un paño húmedo encima y la dejamos reposar un mínimo de una hora. Pasado ese tiempo enharinamos la mesa de trabajo y damos unas cuantas vueltas a nuestra masa para desgasificarla. La dividimos en unas 5 partes y amasamos hasta que obtengamos el grosor deseado.
Si nos sobra masa la podemos congelar y sacarla una media hora antes de consumirla.
Preparación de la pizza barbacoa:
Cortamos la cebolla en otros pequeños y la pochamos en una sartén con un poco de aceite y sal. Cuando la cebolla empiece a transparentar añadimos la carne picada y el pollo cortado en tiras.
Sobre la base de la pizza ponemos salsa barbacoa y la esparcimos bien por toda la superficie. Añadimos un poco de mozzarella rallada, la carne, salsa barbacoa, más mozzarella, el bacon cortado en tiras y espolvoreamos con orégano.  
Con el horno precalentado a 200º horneamos la pizza unos 17 minutos.
Preparación de la pizza hawaiana:
Esparcimos un poco de salsa de tomate sobre la base de la pizza, agregamos un poco de queso mozzarella, la piña cortada en trozos, el maíz, más mozzarella y espolvoreamos con orégano.
Horneamos a 200º unos 17 minutos y cuando la saquemos añadimos el jamón serrano.

Espero que os haya gustado el resultado, a pesar de que las fotos no son las mejores. Se hicieron de noche, con poca luz y con prisas por devorar las pizzas =)
Gracias a los cuatro por la noche tan divertida que pasamos. La próxima vez les toca a los chicos pringarse de harina ;-)
Besos!!!

sábado, 8 de octubre de 2011

Cake de limón y polenta

Empezamos bien el fin de semana con este fabuloso bizcocho de Nigella Lawson. Tenía mis dudas porque el limón nunca ha sido uno de mis sabores favoritos, y menos mal que no hice caso a mi instinto, porque estaba delicioso.
Es un bizcocho suave y húmedo que se deshace por completo en la boca. El bizcocho en si no sabe mucho a limón, lo que le aporta el toque ácido es el almíbar que lleva encima. ¡Espectacular!
Está muchísimo mejor de un día para otro, pero ¿quién puede resistirse a probarlo el mismo día?
Ingredientes para el bizcocho:
200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
200 gr de azúcar
125 gr de almendra molida
75 gr de harina
100 gr de polenta
1 ½ cucharaditas de levadura
3 huevos
Ralladura de 2 limones
Ingredientes para el almíbar:
125 gr de azúcar glass
Jugo de 2 limones
Preparación:
Precalentamos el horno a 180º y vamos engrasando el molde con mantequilla o aceite.
Tamizamos la almendra molida, la polenta, la harina, la levadura y reservamos.
En un bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa, le añadimos parte de la mezcla de almendra. Cuando se haya integrado bien agregamos un huevo, y así vamos alternando hasta acabar con la mezcla de almendra y con los 3 huevos.
Finalmente añadimos la ralladura de los dos limones, removemos bien y volcamos la mezcla sobre el molde engrasado.
Horneamos unos 40 minutos hasta que la superficie esté dorada y los bordes se hayan separado un poco del molde.
Para hacer el almíbar ponemos en un cazo el jugo de los dos limones y el azúcar glass hasta que la mezcla rompa a hervir.
A continuación pinchamos toda la superficie del bizcocho con un cake tester (o con un espagueti como hace Nigella) y rociamos el almíbar.
Yo lo hice una vez sacado el bizcocho del molde pero creo que sería mejor estando aún en él y desmoldarlo cuando el almíbar esté frio.
Espero que os animéis a probarlo =)
¡¡Besos a tod@s!!

martes, 4 de octubre de 2011

Croquetas de zanahoria

Tenía pendiente esta entrada desde hace tiempo pero entre una cosa y otra no he tenido tiempo, ¡mi horario es de locos!
La receta que os traigo es de Isasaweis. Es una de las primeras recetas que hice cuando me entró el gusanillo de la cocina, y que se ha convertido en un habitual de mi congelador =)
Si no las habéis probado tenéis que hacerlo, son muy suaves y están buenísimas, aunque no soy la más indicada para decir esto, puesto que soy la tonta de las croquetas, ¡me gustan todas!
Ingredientes para unas 27 croquetas:
1 cebolla grande
290 gr de zanahorias
350 ml de leche fría
3 cucharadas de harina
1 huevo
Aceite
Sal
Pimienta
Nuez moscada
Pan rallado
Preparación:
Lo primero será cortar la cebolla en trozos muy pequeos y rallar la zanahoria. Si lo preferís podéis rallar también la cebolla, pero a mí me gusta que se noten un poco los trozos.
Pochamos la cebolla en una sartén con un poco de aceite y sal y cuando esté lista agregamos la zanahoria. Lo dejamos a fuego medio unos 10 minutos removiendo de vez en cuando.
A continuación añadimos las 3 cucharadas de harina y removemos bien para que ésta se tueste. Para añadir la leche apartaremos la sartén del fuego y la agregaremos en dos partes. Cuando la leche esté integrada pondremos la sartén al fuego y removemos bien con unas varillas hasta que la mezcla espese un poco. Cuando haya espesado le podemos agregar un poco de pimienta y nuez moscada, aunque me han comentado que con curry también están muy buenas.
Apartamos la masa y la echamos en un plato hondo o en una fuente y la cubrimos con papel film. Dejamos que la masa se enfrié a temperatura ambiente y después la metemos en la nevera hasta que endurezca un poco.
Lo siguiente que hay que hacer no es ningún misterio, damos forma a las croquetas y las pasamos por harina, huevo, pan rallado y las freímos en abundante aceite caliente hasta que estén doraditas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...