sábado, 18 de febrero de 2012

Natillas

Cuando era pequeña le daba la lata a mi madre todos los sábados para que hiciera natillas. Las pocas veces que me hacía caso la miraba fijamente mientras las hacía, esperando a que se diera la vuelta para meter el dedo en el bol y saborear esa mezcla divina, ¡¡¡y eso que eran de sobre!!!

Lo peor era la espera, pero valía la pena por la recompensa.  Limón, vainilla, canela… ¿qué más se puede pedir?

La receta es de Trotamundos,  del nº 11 de la revista Whole Kitchen.

Ingredientes para 4-5 personas:
400 ml de leche
140 gr de azúcar
1 vaina de vainilla
4 yemas de huevo
Ralladura de ½ limón
Galletas
Canela molida

Preparación:
En un cazo a fuego medio ponemos la leche, la vaina de vainilla cortada longitudinalmente, la ralladura de limón y 2/3 partes del azúcar.

Mientras tanto batimos en un bol las yemas con el resto del azúcar hasta que la mezcla esté cremosa.

Cuando la leche rompa a hervir la colamos y la pasamos rápidamente a la mezcla de yemas. La pasamos otra vez al cazo y la dejamos a fuego bajo sin dejar de remover, hasta que la mezcla espese.

Pasamos las natillas a un bol y las dejamos enfriar sin parar de remover, para que no se forme costra.

Finalmente vertemos las natillas en los cuencos donde los vayamos a servir, dejamos enfriar del todo a temperatura ambiente y después las metemos al frigorífico. Mejor de un día para otro.

Yo puse las galletas antes de meterlas al frigo, y la canela justo antes de servir.

martes, 14 de febrero de 2012

Apple pie con mucho Love

Una simple tarta de manzana para decirte lo mucho que TE QUIERO y lo importante que eres para mí.
Espero que este San Valentín sea el último que pasemos separados.
Se me olvidaba decir que la receta es de Film & Food. Lo único que cambié fue el brandy, que lo sustituí por más vainilla. ¡Espero que os guste!
Ingredientes:
2 láminas de masa quebrada
2 manzanas grandes (la próxima vez lo haré con 3)
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de azúcar moreno
1 cucharada de esencia de vainilla
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de nuez moscada
1 poco de sal
1 clara de huevo y un poco de leche para pintar la masa
Preparación:
Estiramos la masa quebrada y cubrimos con ella el molde. Quitamos el exceso de masa, pinchamos la base con un tenedor y llevamos el molde al frigorífico unos 30 minutos.
Estiramos la masa sobrante y le damos forma con unos cortadores, en mi caso necesité 47 corazones. Los ponemos sobre una bandeja y los metemos también 30 minutos al frigo.
Pelamos las manzanas y las cortamos en láminas que pondremos en un bol para añadirle el resto de ingredientes. A parte de la vainilla podéis añadir un poco de brandy.
Sacamos el molde del frigo y lo rellenamos con las manzanas, intentando distribuirlas uniformemente.
Ponemos los corazones sobre las manzanas (si, corazones. No pueden ser estrellas ni flores). Lo haremos desde fuera hasta dentro, mojando con un poco de agua la parte interior y dejando un huequecito en el centro.
Pintamos con la clara de huevo y la leche y lo metemos al horno precalentado a 200º durante 20 minutos. Bajamos a 165º y lo dejamos unos 30 minutos más, yo lo tuve que dejar con calor solo abajo porque los corazones se estaban calcinando.
Dejamos enfriar sobre una rejilla y a disfrutar!!

jueves, 9 de febrero de 2012

Pizza de tomatitos cherry

Esta pobre pizza amorfa no es de las mejores que he comido, pero para un domingo sin mucha inspiración gastronómica te saca de un apuro. 

No me mal interpretéis, está muy buena, pero hay otras mejores.  

Ingredientes:
Base de pizza 
Tomatitos cherry
Salsa de tomate
Queso mozzarella
Orégano
Sal 

Preparación:
Hacemos la masa de pizza. Si la tenemos congelada la sacamos unos 45 minutos antes de hacer la pizza. 

Estiramos bien la masa y la cubrimos con salsa de tomate, ayudándonos con una cuchara. 

Esparcimos un poco de queso mozzarella y colocamos encima los tomatitos. Les echamos un poco de sal, orégano y más queso, que no falte!! 

Horneamos unos 17-20 minutos con el horno precalentado a 200º.

lunes, 6 de febrero de 2012

Bombones de chocolate blanco con curd de fresas

Seguimos con el maratón de recetas para San Valentín  

En esta ocasión os traigo unos bombones muy fáciles con los que puedes sorprender a tu pareja, amigos, familia o al vecino!! La cuestión es que hay que hacerlos.

El curd de fresas ha sido todo un descubrimiento, sería capaz de tomarlo a cucharadas^^. Yo hice muy poca cantidad, así que si queréis más solo tenéis que aumentar las cantidades.

Con estos bombones participo en el concurso que ha organizado Yolanda, del blog Magdalenas de Chocolate. Así que a hacer bombones se ha dicho, que tenéis hasta el día 8 para participar!!
Ingredientes para unos 10 bombones:
30 gr de azúcar
30 gr de azúcar glass
30 gr de mantequilla
1 huevo
4 ó 5 fresas
120 gr de chocolate blanco
 
Preparación:
Comenzaremos con el curd de fresas. Lo primero será triturar las fresas junto con el azúcar normal.  En un cazo a fuego medio ponemos el puré de fresas, el azúcar glass y la mantequilla.

Cuando la mantequilla se haya derretido agregamos el huevo batido y removemos hasta que la mezcla espese, durante unos dos minutos.

Vertemos la mezcla en un bote y la dejamos enfriar antes de cerrarlo.

Para hacer los bombones derretimos el chocolate blanco al baño maría o en el microondas, con cuidado de que no se nos queme.

Con ayuda de un biberón o una cuchara rellenamos el molde hasta arriba, lo golpeamos suavemente para eliminar posibles burbujitas y lo vaciamos sobre el bol para retirar el exceso.

Cuando el chocolate se haya endurecido lo rellenamos con el curd de fresas, con cuidado de no llegar hasta el borde. Lo dejamos reposar mientras volvemos a derretir el chocolate sobrante.

Terminamos de rellenar los bombones y cuando se hayan cuajado los desmoldamos con mucho cuidado. 

Nota: hay que evitar meter el chocolate en el frigorífico, y mucho menos en invierno.

sábado, 4 de febrero de 2012

Pavlova de granada

Una receta muy dulce y empalagosa, perfecta para San Valentín. Se puede hacer en plan gigante como o en pavlovas individuales. De cualquier modo nos endulzará el día.

Hay un montón de variantes. La receta del merengue puede ser de chocolate y si la queremos para un día especial la podemos hornear en forma de corazón. La nata la podemos sustituir por lemon curd, y la granada por cualquier fruta que nos guste: frambuesas, fresas, arándanos,  fruta de la pasión… lo que os pida el cuerpo!

¡Espero que os animéis a probarla!
Ingredientes:
4 claras de huevo
200 gr de azúcar glass
1 cucharada de maizena
1 cucharadita de cremor tártaro
200 gr de nata para montar
1 granada

Preparación:
Precalentamos el horno a 150º.

Montamos las claras junto con el cremor tártaro. Cuando estén duras le añadimos el azúcar a cucharadas y removemos hasta que la mezcla esté brillante y más dura. A continuación añadimos la maizena.

Forramos una bandeja de horno con papel de hornear y volcamos la masa con ayuda de una espátula, intentando darle forma redonda (o la forma que queráis). Horneamos de 45 minutos a una hora. 

Mientras el merengue se enfría montamos la nata con un poco de azúcar y la extendemos sobre el merengue.

Para terminar añadimos las semillas de granada y el jugo que hayan soltado.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Sopa de cebolla con un toque romántico

Una sopa perfecta para los días de frio (que el Málaga brillan por su ausencia), y si la adornamos un poquito la podemos encasquetar para San Valentín:

- Cariño, no es por fastidiar, pero la sopa de cebolla… no es lo mío.
- ¿¡¿¡Qué!?!? Pero si la hice con todo mi amor. Mira, hasta tiene corazones**
 
Imposible negarse a esos ojitos, que se lo digan a mi novio ;-)
 
La receta es de De cocinas y tacones.
 
Ingredientes:
50 gr de mantequilla sin sal
3 cebollas grandes
2 dientes de ajo
1 cucharada de harina
1 litro de caldo (pollo, verduras…)
½ vaso de vino blanco (100 ml)
Pan
Aceite
Sal
Pimienta
 
Preparación:
Ponemos la mantequilla y un poco de aceite en una olla a fuego medio. Cuando la mantequilla se haya derretido añadimos las cebollas cortadas en juliana. Las dejamos unos 20 minutos hasta que estén bien pochadas.
Añadimos los ajos troceados y la harina, sin dejar de remover para que ésta desaparezca por completo.
Echamos el caldo y el vino, salpimentamos y lo dejamos cocinar unos 30 minutos a fuego bajo.
Lo ideal es poner la sopa en cuencos aptos para el horno con unas rebanadas de pan encima y queso rallado para que se gratine, pero lo que hice fue cortar el pan con unos cortapastas y los puse en la sartén con un poco de aceite.
 
Y vosotr@s ¿cómo hacéis la sopa de cebolla?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...