sábado, 11 de agosto de 2012

Helado de queso y fruta de la pasión

¡¡¡Hola!!! ¿Qué tal lleváis las vacaciones? Yo estoy feliz porque estamos de FERIA, bueno, y porque mi novio viene a pasar dos semanitas conmigo, pero la feria es la feria!!! ;-)
Ya tenía ganas de preparar un heladito casero, después del fiasco del año pasado (un “helado de sandía” que se ha pasado más de un año en el congelador…) pensé que saldría fatal, pero no ha sido así. A pesar de haberlo hecho sin heladera y de que me quede dormida cuando solo lo había removido un par de veces para que no cristalizara, el resultado ha sido un helado cremoso con el toque ácido de la maracuyá.
La receta del azúcar invertido es de Silvia, de Mi Dulce Tentación, y la del helado de queso es de Las recetas de Sara. Sara tiene un montón de recetas de helados, todas muy bien explicadas y con muy buenos consejos para sacarle el mayor partido a la heladera.
Os dejo con la receta, que yo me voy a maquinar nuevos sabores para estrenar la heladera.
Ingredientes para unos 500 ml de azúcar invertido:
150 ml de agua
350 gr de azúcar
1 sobre de ácido tartárico y málico (sobre blanco)
1 sobre de bicarbonato sódico (sobre morado)
Ingredientes para un litro de helado:
150 gr de azúcar
200 gr de queso cremoso
150 ml de leche
200 ml de nata para montar
2 cucharadas de azúcar invertido
1 Yogur natural
3 frutas de la pasión + 1 para servir
Preparación:
Para el azúcar invertido mezclamos el sobre blanco con el azúcar. Ponemos en un cazo el agua y el azúcar, y cuando comience a hervir lo retiramos del fuego. Dejamos que la mezcla se temple y le añadimos el sobre morado, removiendo bien para que se disuelva, ya que la mezcla se volverá espumosa y subirá un poco. Cuando se haya enfriado por completo lo guardamos en un bote hermético.
El azúcar invertido tiene una caducidad de 12 meses. En algunos blogs aconsejan meterlo en el frigorífico, pero Silvia dice que se debe conservar en la despensa.
Para hacer el helado debemos tener todos los ingredientes bien fríos. Batimos todos los ingredientes (menos la fruta de la pasión) y guardamos la mezcla en el frigorífico durante unas 4 horas.
Pasado ese tiempo añadimos la fruta de la pasión. Las mías eran muy pequeñitas pero aun así le daban bastante sabor al helado.
¡Ya casi está listo el helado! Si tenéis heladera vertemos la mezcla en ella y la dejamos mantecar unos 15-20 minutos y si no la tenéis (como era mi caso cuando hice este helado) lo metemos en el congelador y removemos cada 30-45 minutos para que no cristalice.

4 comentarios:

  1. Con el calorcito que hace en murcia....quien lo pillara!!jaja...esa combinacion de de queso y fruta de la pasión debe ser una delicia! un besicoo

    ResponderEliminar
  2. con el toque de fruta de la pasión ha de estar muy rico!! de ha quedado súper cremoso!
    besos

    ResponderEliminar
  3. Absolutamente apetecible, qué cremosito, me guuuusta!!!

    ResponderEliminar
  4. Que combinación tan deliciosa. Me encanta el queso.


    Gracias por pasarte por el blog y por tus felicitaciones, me hacen más feliz si cabe ;)

    Besos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...