martes, 19 de febrero de 2013

Mini carrot bundt cakes

Llevo días queriendo publicar esta receta pero lo he ido retrasando, y todo por el bloqueo mental que me impide unir un par de frases que tengan sentido.
Puede que tenga el temido síndrome de la hoja en blanco, ¿os ha pasado alguna vez? ¿Tener mil cosas que contar y no saber cómo hacerlo? ¡Yo soy toda una experta!
No sé si será que Pinterest me está amuermando más de lo que lo suelo estar. Mucho pinear (2.356 pines hasta ahora!!) y poco cocinar. Este cartel lo refleja a la perfección. 
Confesad que a vosotras os pasa lo mismo!!
Os dejo con la receta de estos mini bundt cakes de zanahoria, que llevaba tiempo con antojo de bizcocho de zanahoria y hasta que no lo he hecho no he parado!
La receta la saqué de El Rincón de Bea. Espero que os guste =)
Ingredientes para 4 mini bundt cakes:
125 gr de harina
150 gr de zanahoria rallada (3-4 zanahorias)
50 gr de azúcar moreno
90 ml de aceite de oliva suave
2 huevos
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de canela
¼ cucharadita de jengibre
¼ cucharadita de nuez moscada
Una pizca de sal
Nueces pecanas
Ingredientes para la cobertura:
2 cucharadas de queso crema
2 cucharadas de azúcar glass
1 cucharadita de esencia de vainilla
Preparación:
Precalentamos el horno a 180º y engrasamos los moldes con aceite, mantequilla o spray antiadherente.
Tamizamos la harina, la levadura, la canela, el jengibre, la nuez moscada y la sal. Reservamos.
Batimos los huevos junto con el aceite y el azúcar moreno. Añadimos los ingredientes secos y volvemos a batir hasta que se integren.
Por último agregamos la zanahoria rallada y las nueces picadas.
Horneamos unos 25-30 minutos y cuando estén listos los dejamos enfriar sobre una rejilla.
Mientras los bizcochitos se enfrían preparamos el frosting, mezclando todos los ingredientes.
Cuando los bizcochitos se hayan enfriado los cubrimos con un poco de frosting y unas nueces picadas.



martes, 5 de febrero de 2013

Mini tarta de Nutella, avellanas y fresas

¡Buenas noches! Hoy no tenía pensado publicar nada, pero me he enterado que es el Día Mundial de la Nutella y quería hacer mi pequeña –pequeñísima- aportación.
Las creadoras de esta iniciativa son Sara, de Ms. Adventures in Italy y Michelle de Bleeding Espresso.
Esta mini tarta, chiquita pero matona, la hice para el cumpleaños de mi madre. Ese día aún tenía el horno estropeado y no quería que se quedase sin soplar las velas. ¡Pero que no os engañe su tamaño e inocencia! nos la comimos entre 5 personas y acabamos empachados, aunque en eso también influyo tooodo lo que comimos antes del postre =D
También puede ser un bonito detalle para San Valentín. Habrá muchos que no celebren ese día o piensen que es una tontería. Yo suelo pensar igual, hasta que llega el dichoso día y no puedo pasarlo con la persona a la que quiero… entonces me da rabia que las parejas que si pueden celebrarlo o hacer algo especial, no lo hagan.
Conclusión: comprad un bote de Nutella, unas avellanas y unas fresas y haced este pequeño postre para sorprender a vuestra pareja el día de San Valentín o cualquier otro día =)
La idea de esta tartita la saque de Pinterest, cómo no!! Aquí os dejo la receta en la que me basé para hacerla ;-)
Espero que os guste y… ¡¡Feliz Día Mundial de la Nutella!!
Ingredientes para la base (molde 10x10 cm):
1 taza de avellanas (poco menos de 200 gr)
3 cucharadas de Nutella
1 cucharadita de esencia de vainilla
3 ó 4 cucharadas de leche
Ingredientes para el ganache:
40 gr de nata
40 gr de chocolate fondant
Ingredientes para las fresas:
4 ó 5 fresas
1 cucharadita de azúcar
Un poco de zumo de naranja
Preparación:
Lo primero será poner a macerar las fresas. Las cortamos en trozos pequeños y las dejamos en un bol con el azúcar y el zumo de naranja (o limón). Dejamos el bol en el frigorífico unas 3 horas. Podéis poner las fresas enteras y saltaros este paso.
Para hacer la base trituramos las avellanas. Podéis hacerlo con una picadora o metiéndolas en una bolsa y liaros a darle golpes con el rodillo, que es lo que yo hago =)
Cuando las avellanas estén más o menos trituradas las ponemos en un bol y mezclamos con la Nutella, la vainilla y la leche. Si veis que es imposible mezclar las avellanas con la Nutella, agregad un poco más de leche hasta que se integre todo bien.
Cuando tengamos la base preparada la ponemos sobre un plato, ayudándonos de un molde o aro de emplatar. Metemos la base en el frigorífico durante unos 20 minutos (sin quitar el molde).
Mientras tanto hacemos el ganache, calentado la nata en un cazo, agregando el chocolate troceado y removiendo hasta que se disuelva. Dejamos que se enfrié a temperatura ambiente y lo vertemos sobre la base de avellanas. Yo lo hice una vez quitado el molde, pero se lo podríais dejar puesto.
Volvemos a meter la base con el ganache en la nevera hasta el momento de servir, que será cuando pongamos las fresas encima.
 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...