viernes, 22 de marzo de 2013

Barritas Rocky Road

¡Vaya día que llevo! Mañana me voy a Bilbao y hoy he estado haciendo los típicos recados de última hora, corriendo de un lado a otro. Cuando llegué a casa pensé que tendría un poco de paz, pero NO! Tenía que hacer la maleta (que aun esta sin hacer), preparar la comida, un bizcocho para dejárselo a mis padres…  Total, que este ratito que estoy sentada escribiendo va a ser mi único descanso hoy.
En la entrada anterior dije que me habían regalado una bolsa de marshmallows y que para sacarles partido preparé dos recetas de Nigella Lawson. La mousse de chocolate instantánea era una de ellas, y la otra son estas barritas Rocky Road (que en el libro las traducen como barritas crujientes adoquinadas, qué horror!). Aunque más que barritas debería llamarlos bocaditos Rocky Road, ya que los corté en trozos pequeños para que el cargo de conciencia al tomarlos fuera menor =D
Estas barritas son un vicio, os aseguro que no podréis comer solo una. Así que no las recomiendo para la operación bikini.
No creo que publique nada nuevo las dos semanas que esté fuera, pero seguramente os seguiré dando la lata por Facebook y Pinterest.

Ingredientes:
125 gr de mantequilla sin sal
300 gr de chocolate negro (mínimo 70% cacao)
3 cucharadas de Golden syrup
140 gr de galletas María
100 gr de mini marshmallows
50 gr de cacahuetes con miel
Preparación:
Ponemos a calentar en un cazo el chocolate, la mantequilla y el Golden syrup. Cuando se haya derretido todo apartamos un poco de chocolate con un cucharón (unos 125 ml) y lo reservamos.
Machacamos las galletas con la maravillosa técnica de meterlas en una bolsa y liarnos a darle golpes con el rodillo. Deben quedar tanto trozos como migajas.
Añadimos las galletas, los mini marshmallows y los cacahuetes con miel en la mezcla de chocolate. Removemos hasta que se integren, más o menos, todos los ingredientes. Ponemos la mezcla en un molde de aluminio (de los desechables) y alisamos la superficie con una espátula. Vertemos el chocolate que habíamos reservado y lo volvemos a alisar.
Lo dejamos en el frigorífico un par de horas hasta que solidifique y después lo cortamos en trocitos.

viernes, 15 de marzo de 2013

Mousse de chocolate instantánea


¡Buenos días! Hoy hace un día estupendo, el sol entra a través de la ventana y eso me hace muy muy feliz. Ya tengo ganas de que llegue el buen tiempo, de poder pasear por la playa, perderme entre los miles de turistas de Torremolinos (ja!) y de tostarme al sol.                   
Ya ha llegado el viernes, hemos sobrevivido al resto de la semana y para celebrarlo os traigo una receta súper chocolateada, una mousse muy fácil de hacer y con un resultado que gustará a todos.
Ya comenté en Facebook (seguidme please!!^_^) que me habían regalado una bolsa de marshmallows, caducaban dentro de poco así que tenía que aprovecharlas bien. Hice dos recetas de Nigella Lawsondos recetas buenísimas y súper súper chocolateadas =)
He puesto que la receta es para 6 personas, pero bien podría ser para el doble, ya que es un postre que harta bastante.
Ingredientes para 6 personas:
150 gr de marshmallows
50 gr de mantequilla sin sal
250 gr de chocolate negro (mínimo 70% cacao)
60 ml agua recién hervida
284 ml de nata para montar (290 gr aprox)
1 cucharadita de esencia de vainilla
Preparación:
En un cazo ponemos las nubes, la mantequilla, el chocolate y el agua. Lo dejamos a fuego bajo, para evitar que se queme el chocolate, y removemos de vez en cuando.
Recomiendo usar mini marshmallows (como hace Nigella). Yo use las grandes y estuvieron unos 40 minutos hasta que se deshicieron.
Cuando las nubes se hayan derretido apartamos el cazo del fuego y procedemos a batir la nata junto con la vainilla.
Una vez que el chocolate se haya enfriado un poco añadimos la nata montada y removemos hasta que quede una mezcla uniforme.
Vertemos la mezcla en cuencos en los que vayamos a servir y los dejamos en el frigorífico hasta el momento de tomarlos.
Yo les puse un poco de chocolate blanco rayado, pero podéis hacer como Alma y añadir un porrón de M&M’s.

viernes, 8 de marzo de 2013

Galletas fritas rellenas de crema pastelera

Después de tantos días sin publicar y del éxito que tuvieron los mini carrot bundt cakes (publicaron la foto en TasteSpotting y la entrada recibió más de 530 visitas!!) os traigo otra recetita dulce, muy muy fácil de preparar y que además está buenísima.
Por lo visto estas galletas son todo un clásico, una receta de estas de toda la vida. Yo no la conocía, pero parece ser que mi abuela las preparaba cuando mi madre era pequeña. Yo las hice con crema pastelera, pero también se pueden rellenar con natillas o con un preparado para flan.
La receta viene con anécdota, aunque no sé si contarla porque vais a pensar que estoy un poco loca.
Bueeeeno, lo contaré! Pero no os riais mucho de mí =D  Cuando hice las galletas salieron tan buenas que mi madre se llevó unas cuantas al trabajo para que las probasen sus compañeras. No había gastado toda la crema pastelera así que hice más galletas para llevar a mi tía.
La segunda tanda la hice de noche y la situación fue la siguiente: me dispongo a hacer una tortilla francesa para cenar, así que bato un huevo con un poco de sal. Después tomo la decisión impulsiva de hacer el resto de galletas y así tenerlas listas para la mañana siguiente. Relleno las galletas con la crema pastelera y veo que tengo el huevo ya batido, así que paso las galletas por el huevo y las pongo a freír. No me di cuenta de que las hice con huevo salado hasta que terminé con todas las galletas. Menos mal que al pasarlas por el azúcar con canela no se notaba mucho, porque vaya desastre!!  
Espero que probéis las galletas y que si habéis tenido algún despiste como el mío, me lo contéis para que me ría yo también! =)
Ingredientes para unas 30 galletas:
60 galletas María
1 huevo
½ cucharadita de esencia de vainilla
Aceite para freír las galletas
Azúcar y canela para rebozar
Ingredientes para la crema pastelera (receta de webos fritos):
400 gr de leche
3 yemas de huevo
75 gr de azúcar
30 gr de Maizena
½ cucharadita de esencia de vainilla
Corteza de limón
Preparación:
Lo primero será hacer la crema pastelera, para ello retiramos un vaso de leche y lo ponemos a calentar en un cazo junto con la corteza de limón.
Mientras tanto batimos el resto de la leche con las yemas, el azúcar, la Maizena y la vainilla. Cuando la leche rompa a hervir agregamos el resto de la mezcla y batimos con las varillas, a fuego medio. Seguimos batiendo hasta que la mezcla espese, unos 5 minutos. Retiramos la piel del limón y pasamos la crema pastelera a una fuente o plato hondo y la cubrimos con papel film, para que no se forme costra. La dejamos enfriar a temperatura ambiente.
Cuando la crema se haya enfriado la metemos en una manga pastelera y rellenamos las galletas, las cubrimos con otra galleta y las pasamos por la mezcla de huevo batido y esencia de vainilla. Las freímos en abundante aceite caliente, dejándolas unos segundos por cada lado. Después las ponemos en papel absorbente y las rebozamos en azúcar y canela.
Esperamos a que se enfríen para devorarlas, aunque al día siguiente están mucho más buenas.
Que paséis un buen fin de semana!! Besitos!!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...