miércoles, 1 de mayo de 2013

Quiche de cebolla, tomates cherry y queso gruyère


Me encantan las quiches, son tan fáciles de hacer y el resultado siempre es bueno. Es la receta perfecta para una fiesta o reunión de amigos, ya que puedes hacerla con antelación y servirla fría. ¡Estará aún más rica!
Recuerdo la primera vez que probé una quiche, aún estaba en el instituto y en el libro de francés aparecía la receta de la Quiche Lorraine, así que mi amiga decidió hacerla. Como le salió tan buena me invito un día a su casa y la preparamos entre las dos. ¡Ahí empezamos a hacernos cocinillas! ^_^
La receta de la masa la saqué del blog de David Lebovitz, que tiene toda la razón al decir que no merece la pena comprar este tipo de masas porque son taaaaan fáciles de hacer que tardas más en ir a comprarla al supermercado que en hacerla tú mismo.  Con estas cantidades me sobró un poco de masa, con la que hice una mini galette de espárragos, ¡que aquí no se tira nada! ;-)
Ingredientes para la masa (molde de 25 cm):
210 gr de harina
125 gr de mantequilla fría sin sal
1 huevo
2-3 cucharadas de agua helada
½ cucharadita de sal
Ingredientes para el relleno:
Tomates cherry
2-3 cebollas
2 huevos
100 gr de queso gruyère
200 ml de nata vegetal
100 ml de leche
1 cucharadita de sal
Pimienta, orégano, albahaca, tomillo…
Preparación:
Para hacer la masa ponemos en un bol la harina, la sal y la mantequilla fría cortada en cubos. Empezamos trabajar la masa con las manos hasta que quede una textura parecida la del crumble, entonces haremos un hueco en el centro y ponemos el huevo batido con 2 cucharadas de agua. Amasamos hasta que quede una masa homogénea y si es necesario añadimos 1 ó 2 cucharadas más de agua. Cuando la masa esté lista formamos una bola, la envolvemos con papel film y la dejamos unos 30 minutos en el frigorífico.
Mientras tanto preparamos el relleno: Cortamos las cebollas en juliana y las pochamos en una sartén con un poco de aceite y sal. Reservamos.
Ponemos los tomates cherry en una fuente apta para el horno. Los podemos dejar enteros o cortarlos por la mitad si son muy grandes. Les añadimos un poco de aceite y sal. Reservamos.
En un bol mezclamos la nata vegetal (o normal) con los 100 ml de leche, los huevos, la mitad del queso gruyère rallado, la sal, la pimienta y las hierbas que queramos. Reservamos.
Precalentamos el horno a 200º.
Pasados los 30 minutos de reposo de la masa la sacamos del frigo, espolvoreamos un poco de harina sobre la mesa y la estiramos con ayuda del rodillo. Ponemos la masa sobre el molde, la pinchamos con un tenedor y colocamos papel de hornear sobre ella y algo con peso encima, como unos garbanzos.
Cuando el horno esté caliente metemos la masa y los tomates cherry durante 15 minutos. Entonces sacamos la masa y con mucho cuidado quitamos el peso que le hayamos puesto. Volvemos a meterla al horno unos 10 minutos más.
Ya solo queda sacar la masa del horno, poner dentro las cebollas y los tomates, cubrirla con la mezcla de huevos y nata y poner por encima el resto de queso gruyère. Horneamos unos 25-30 minutos, hasta que veamos que el relleno empieza a dorarse.
Recién hecha está buena, pero pasadas unas horas está muchísimo mejor.


12 comentarios:

  1. Tienes razón en lo que dices de la masa: merece la pena hacerla en casa, nosotras también la hacemos y queda súper bien.
    Nos encantan las quichés y la tuya se ve espléndida. Enhorabuena.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! ^_^
      Por supuesto que merece la pena! Se hace en un plis y además el sabor no tiene ni punto de comparación =)
      Besos!!

      Eliminar
  2. ¡Qué pinta tan increible Laura! Me encantan las quiché y esta tiene una pinta muy sabrosa, es verdad lo que dices con una quiche siempre quedas bien, además los ingredientes son muy sencillos, cosa que aún me gusta más, no tienes que gastarte un dineral para hacer algo rico. Me gusta mucho, seguro que la probaré. Gracias Laura por tus recetas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Amo las quiches! Lo de la masa casera es verdad, no merece la pena comprarla! Y no hay nada mejor que estirar tu propia masa, es genial! Tengo unos tomatitos cherry en la nevera, así que pruebo seguro tu receta! Ñaaam!
    Besos dulces!

    ResponderEliminar
  4. Viendo esta deliciosa quiche me pregunto como no me he decidido todavía a preparar una en casa, si que las he probado, pero aun no he echo ninguna, tomo buena nota de tu receta, Un beso

    ResponderEliminar
  5. Laura qué rica! A mí me encantan las quiche y tenés razón, no merece la pena comprar la masa porque las recetas son bien fáciles y quedan mucho más ricas! Me apunto esta para la próxima!

    ResponderEliminar
  6. Y no me mandas nada a mi casa....estupenda pinta...un beso desde Murcia

    ResponderEliminar
  7. Y no me mandas nada a mi casa....estupenda pinta...un beso desde Murcia

    ResponderEliminar
  8. Guau! Que quiché más perfecta, ta ha salido genial, gracias por esta receta, casera de arriba a abajo. Un besín!

    ResponderEliminar
  9. Creo saber quien es esa amiga jajaja me encanta :) Besitooos!

    ResponderEliminar
  10. Hola Laura, yo siempre hago quiche lorraine y tengo muchas ganas de variar el relleno. Además tomo nota de tu receta para la masa, ya que suel ocomprarla para no complicarme mucho, epro si es casera, seguro que es mejor...me animaré a probarla!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. yum yum, que rico se ve :-)
    muchas gracias por visitar mi blog
    un beso

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...